fbpx

Qué es el e-mail marketing y por qué necesitas incluirlo en tu estrategia digital

22 octubre, 2020
Qué es el e-mail marketing

El e-mail marketing es una de las técnicas con mayor ROI (Retorno sobre la Inversión).

Descubre en qué consiste el mailing y cómo puede ayudarte a mejorar tus ventas

El marketing, como todo, se mueve por tendencias y modas en constante transformación según lo que dicte el entorno digital. Sin embargo, hay técnicas que nunca pasan de moda: una de ellas es el e-mail marketing.

Qué es el e-mail marketing

También conocido como mailing, el e-mail marketing consiste en la comunicación directa entre una empresa y sus clientes o clientes potenciales a través de correos electrónicos.

Fue sinónimo de spam y comunicación intrusiva durante un tiempo hasta que la mejora y la automatización de las herramientas hicieron que se convirtiera en un excelente canal de comunicación corporativa.

Y es que, así como en sus inicios el e-mail marketing implicaba un envío masivo de correos electrónicos sin ton ni son, actualmente las leyes de protección de datos exigen la autorización previa de los destinatarios, sea explícita cuando se dan de alta voluntariamente en una base de datos o implícita al dar sus datos al comprar un producto.

Esto no solo beneficia al usuario que ya no recibe publicidad intrusiva, sino que beneficia a las empresas puesto que segmentan mejor su público haciendo que se dirijan de manera directa a aquellas personas que tienen un interés previo en la empresa y sus productos o servicios.

Por qué debes realizar e-mail marketing

En 2019, existían 3,9 billones de usuarios activos de correo electrónico y se estima que para 2023 las cifras aumenten hasta 4,3 billones, lo que supone la mitad de la población mundial. Con estos datos, resulta interesante como mínimo plantearse la estrategia de e-mail marketing, ¿verdad? Éstos son los motivos por los que debes hacer uso del mailing:

  • Es un canal de comunicación directa e instantánea. Pese a que hoy en día la mayor parte de la sociedad utiliza a diario las redes sociales, no todo el mundo tiene tiempo de estar todo el día mirándolas. No obstante, el e-mail es algo que sí se suele revisar con frecuencia.

  • Es personalizable. En tu base de datos conoces a tus usuarios. Enviar e-mails personalizados, con el nombre del remitente y contenido específico para sus necesidades del momento, aumentará su interés. De hecho, incluir el nombre de la persona en el asunto eleva la tasa de apertura un 14% según Mail Relay.

  • A los consumidores les gusta. Tal como indica Statista, el 49% de los consumidores afirma que les gusta recibir e-mails promocionales de sus marcas favoritas de manera semanal.

  • Es automatizable. Esto te ahorrará mucho tiempo y dolores de cabeza a la vez que mejoras tu imagen de marca y das una imagen seria y profesional.

  • Audiencia relevante. La diferencia con otros canales de comunicación es que, a través del e-mail markerting, te comunicas directamente con personas que han demostrado un interés previo en tus productos o servicios, por lo que las probabilidades de lograr una conversión son más altas. Para ello, es necesario crear una buena base de datos y no comprar bases de datos que carecen de calidad.

  • Es medible. Tener una buena planificación es esencial para que cualquier acción de marketing funcione de manera óptima. No solo eso, debe poder medirse para su posterior análisis. En el e-mail marketing puedes medir la tasa de aperturas, la tasa de clicks, los rebotes, las suscripciones canceladas, los reenvíos ¡y mucho más! Además, puedes hacer el clásico test A/B para ver qué funciona mejor. Todo esto te permitirá valorar la eficacia de la estrategia y optimizarla o mejorarla en caso de ser necesario.

  • Aumenta el tráfico. Desde los e-mails, puedes redirigir a los usuarios a tu página web o a tus redes sociales. Esto mejorará tu posicionamiento web y te permitirá seguir conectado con tus clientes a través de más plataformas.

  • Es altamente eficaz. El ROI o retorno sobre la inversión del e-mail marketing es mucho mayor que el de otras estrategias de marketing. Según DMA, por cada 1€ invertido puedes esperar un retorno de unos 36€.

Tipos de e-mail

Dependiendo de la finalidad, existen múltiples tipos de e-mail. Éstos son los más comunes:

  • Campañas promocionales. ¿Lanzas un nuevo producto o servicio? ¿Quieres promocionar un evento puntual relacionado con tu negocio? Black Friday, San Valentín, rebajas, la apertura de un nuevo local, la ampliación de horarios… ¿Qué mejor manera que hacérselo saber a tus contactos de manera directa en su e-mail? Si va acompañado de una oferta atractiva, ¡mejor que mejor! 
  • Newsletter o boletín periódico. Ideal para fidelizar clientes, mediante una newsletter o boletín puedes informar a tus contactos de manera periódica sobre las novedades de tu negocio, o bien difundir contenido de valor que les resulte relevante como por ejemplo artículos de tu blog que, además, redirigirán el tráfico a tu página web y te ayudarán a posicionarla favorablemente en Google. Recuerda enviar únicamente contenido de valor y hacerlo con constancia ¡pero sin pasarse! A nadie le gusta tener la bandeja de entrada llena a diario con correos irrelevantes. Recuerda: calidad siempre sobre cantidad. 
  • E-mails automatizados. Automatizar e-mails resulta muy útil en múltiples situaciones: cuando alguien te envía un e-mail para realizar una consulta, al realizar una reserva en tu establecimiento, al realizar una compra online… Por ejemplo, también puedes felicitar el cumpleaños de los usuarios de tu base de datos de manera automática y acompañarlo de un descuento, ¡las posibilidades son infinitas! Una vez configurado te quitará mucho tiempo a la vez que mejorará la imagen profesional de tu empresa e incrementará la rapidez en la comunicación entre tu empresa y tus clientes o clientes potenciales.
  • Retargeting. Gracias a las métricas y el análisis de las mismas, podemos enfocar los correos electrónicos de diferente manera según los comportamientos de los usuarios. Por ejemplo, en el caso de una newsletter, sabiendo el porcentaje de aperturas, el porcentaje de clicks en enlaces, etc., podríamos enviar diferentes e-mails según los objetivos de la misma. Otro ejemplo sería en el caso de un e-commerce o tienda online, crear e-mails diferentes para aquellos usuarios que compran habitualmente, a modo de agradecimiento; y aquellos que han rellenado el formulario y en el último momento han abandonado el carrito, a los que se les puede preguntar qué ha pasado o si siguen interesados en aquellos artículos. De hecho, según Omnisend, enviar tres e-mails preguntando por el abandono del carrito aumenta en un 69% los pedidos.

Conclusión

En definitiva, las posibilidades con el e-mail marketing son inagotables y no es de extrañar que sea una estrategia que no pasa de moda. Es una de las comunicaciones más directas que tu empresa puede tener con sus clientes y clientes potenciales y de las más potentes para fidelizarlos. No obstante, para que sea efectivo, debe llevarse a cabo acompañado de una planificación y unos objetivos y metas establecidas que sean medibles, cuidando siempre el contenido visual y el tono de comunicación, que debe ser atractivo y acorde a la identidad corporativa de tu empresa.

En àncar trabajamos la estrategia de e-mail marketing a nivel tanto interno como externo de manera habitual, siempre con muy buenos resultados. Si crees que podemos ayudarte, contacta con nosotros para que te asesoremos en el mailing de tu empresa. ¿Hablamos?

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Rebranding: reinventarse o morir
Rebranding: reinventarse o morir

Rebranding: reinventarse o morir Nueva imagen visual de Correos, adaptada a los tiempos actuales, la globalización y el mundo digital. En qué consiste el rebranding y cuándo es necesario realizarlo

Qué es el e-mail marketing y por qué necesitas incluirlo en tu estrategia digital