fbpx

Rebranding: reinventarse o morir

10 noviembre, 2020
Rebranding: reinventarse o morir

Nueva imagen visual de Correos, adaptada a los tiempos actuales, la globalización y el mundo digital.

En qué consiste el rebranding y cuándo es necesario realizarlo

Vivimos en un mundo en continuo movimiento en el que todo avanza a gran velocidad. Por ello, con el paso del tiempo, a veces las empresas cambian o evolucionan adaptándose a los tiempos o necesidades del momento. Es entonces cuando entra en acción el rebranding de una marca. Ya sabemos que el branding es necesario para que una marca se consolide, entonces, ¿qué es el rebranding?

Qué es el rebranding

El rebranding es una estrategia que consiste en el cambio total o parcial de una marca con el objetivo de mejorar la percepción que el público tiene de la misma, ya sea realizando alguna pequeña modificación para actualizarla o cambiándola por completo a una nueva.

Puede ser un “simple” cambio de imagen como una reestructuración completa de la marca que afecte no sólo a la apariencia (logotipo, tipografías, colores, etc.) sino a la comunicación, el nombre de la empresa, la renovación de productos o servicios, etc.

Cuándo realizar un rebranding

Son múltiples los escenarios en los que es necesario realizar un rebranding de una marca, pero, en general, podrían definirse los siguientes:

Cuando la imagen de la marca ha quedado anticuada o estancada. Muchas veces, las empresas en sus inicios no destinan los suficientes recursos a la imagen corporativa de su marca y, a medida que crecen, se dan cuenta de la importancia de la misma. Por otro lado, otras marcas sencillamente quieren actualizar su imagen para estar a la última en cuanto a tendencias de diseño.

Cuando la empresa ha sufrido una reestructuración interna que cambia los objetivos, el modelo de negocio, el público objetivo al que se dirige, etc. En el momento en que una marca realiza un cambio sustancial interno, éste debe reflejarse también de manera externa. En ese momento debe analizarse qué aspectos son los que se han cambiado, para definir cómo reflejarlos en una nueva identidad visual.

Cuando la marca ha ganado una mala reputación o los usuarios ya no se identifican con la misma. Por diversos motivos, una empresa puede ver la imagen corporativa de su marca muy deteriorada. En muchos casos, la mejor solución es realizar un borrón y cuenta nueva, aportándole frescura a la marca para que empiece desde cero y se desligue de la reputación generada.

Ejemplos reales de rebranding

McDonald’s

Pese a ser una marca exitosa con un alto nivel de ventas, tanto el público en general como muchos clientes de McDonald’s consideran que los productos que ofrece no son sanos. Conscientes de este prejuicio, que afecta en especial a Europa donde el estilo de vida saludable es tendencia, McDonald’s realizó un rebranding cambiando su famoso rojo corporativo por un verde que se asocia con la naturaleza y las dietas saludables, además de añadir productos nuevos como ensaladas, etc.

Rebranding: reinventarse o morir. McDonalds

Rebranding de McDonald’s, la empresa de fast-food se pasa al verde para dar una imagen más saludable

Correos

Cuando una empresa con más de trescientos años de antigüedad y con una imagen visual completamente consolidada decide actualizar su imagen, es todo un reto. Correos quiso modernizar su identidad visual, transmitiendo su adaptación a un nuevo mundo digital y global. Su logotipo se simplificó, respetando el original y dejando un resultado más limpio y adaptable a formatos pequeños (pixel-perfect). Además, como muchas marcas reconocidas realizan, se eliminó la palabra Correos, dando más fuerza al símbolo, que a estas alturas ya es reconocible sin ir acompañado del nombre.

Rebranding: reinventarse o morir. Logo Correos

Evolución del logotipo de correos, cada vez más simple y adaptado a la era digital.

GAP

No obstante, un rebranding no siempre sale bien y es que puede suponer un impacto negativo en los clientes más fieles. Este fue el caso de GAP, la famosa marca de ropa norteamericana, que decidió cambiar la imagen de su marca pero que duró poco menos de una semana. La empresa recibió una avalancha de críticas por parte de su clientela, que rechazó rotundamente la nueva imagen y, al final, a GAP no le quedó otra que recular y dejar las cosas como estaban.

Rebranding: reinventarse o morir. GAP

Ejemplo de un rebranding que salió mal, el público fiel de la marca GAP no aprobó el nuevo logotipo y la empresa tuvo que echarse atrás.

Y tú, ¿estás contento con la imagen de tu marca?, ¿refleja los valores de tu empresa? Si crees que necesita una actualización, ponte en contacto con nosotros y te ayudaremos a transmitir visualmente la esencia de tu marca.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email