fbpx

Visibilidad en internet - Parte 2: Las redes sociales, SMO y SMM

7 mayo, 2020
Visibilidad en internet - Parte 2: Las redes sociales, SMO y SMM

Las redes sociales deben jugar un papel fundamental en tu estrategia de marketing.

Incrementa tu tráfico web a través de las redes sociales con las estrategias SMO y SMM y determina cuáles son las redes sociales en las que tu negocio debe estar presente

Si en el último post hablábamos sobre cómo ser visible en internet gracias al SEO y al SEM, hoy nos centramos en las redes sociales, el SMO y el SMM. Y es que el tema de la importancia de ser visible en internet da para largo.

Las redes sociales han supuesto una revolución en la manera de comunicarnos y ya resulta complicado imaginarse un mundo sin ellas. Pese a que en un primer momento su uso era principalmente personal, progresivamente las empresas han ido utilizándolas para usos comerciales dado las ventajas que ofrecen. La interacción directa entre una marca y sus clientes potenciales, mediante una comunicación bidireccional e instantánea, favorece y potencia el engagement o compromiso a largo plazo. Esto ha hecho que cada vez más marcas se apoyen en las redes sociales y refuercen su mensaje a través de éstas.

Con todo lo anterior en mente, ¿cómo aprovechar las redes sociales para incrementar el tráfico de tu página web y mejorar tu visibilidad en internet? ¿Cómo sacar partido a las redes sociales para difundir el contenido que creas? Te descubrimos el SMO y el SMM, dos imprescindibles en tu estrategia de marketing digital.

Qué es el SMO

El SMO, o Social Media Optimization, consiste en una serie de acciones cuya finalidad es optimizar un sitio web en relación a las redes sociales con tal de aumentar el tráfico orgánico del mismo.

Esto puede ser incorporar enlaces a los perfiles de diferentes redes sociales desde el footer de una página web o añadir botones de “me gusta”, “compartir” o “retweet” al final de los artículos en un blog. Cuando hablamos de SMO, hablamos de acciones on-page ya que se llevan a cabo dentro de la misma página web.

En definitiva, se trata de facilitar la difusión de una web y su contenido a través de las redes sociales. Por ejemplo, si tenemos un blog y compartimos los artículos a través de las redes sociales, éstos llegarán más lejos y atraerán a más lectores hasta la página web. No debemos pasar por alto el SMO ya que su mayor ventaja es que es una manera de incrementar el tráfico orgánico de manera gratuita.

Qué es el SMM

El SMM, o Social Media Marketing, consiste en el marketing dentro de las redes sociales. Cada vez más popular, permite a las marcas o empresas conectar de manera directa con su público objetivo, aumentar el engagement y mejorar la reputación de marca.

El SMM puede incluir campañas de pago, cuyas ventajas respecto a otro tipo de publicidad, SEM por ejemplo, son que requiere de una baja inversión, es relativamente fácil de configurar y ofrece grandes resultados gracias en gran parte a su amplia y precisa segmentación.

Algunas de las redes sociales que incluyen su propio gestor de anuncios son Facebook, Instagram, Twitter, Linkedin… y cada vez más se van sumando a la lista.

Igual que pasaba con el SEO y el SEM, el SMO y el SMM no son prácticas excluyentes y, de hecho, te recomendamos el uso de ambas.

En qué redes sociales debe estar presente tu marca

Antes que nada, nos gustaría remarcar la importancia de elegir bien los canales a través de los cuales te vas a comunicar con tu público objetivo.

Esta elección requiere de un previo análisis, pues “estar por estar” en una red social no sirve de nada. No se trata de llenar tu página web con infinidad de botones que te redirijan a redes sociales en desuso, sin actualizar o, peor aún, inexistentes. Esto sólo va a conseguir un efecto negativo: dar una mala imagen, perder seriedad y, con ella, confianza.

Cada red social en la que estés presente va a requerir de un tiempo y un esfuerzo y, si no vas a ser capar de dedicárselo, mejor no perder el tiempo desde un principio. Céntrate en estar presente en aquellas redes sociales que mayores beneficios te vayan a aportar y de las que estés seguro que vas a poder gestionar debidamente. Es mejor tener pocas redes sociales bien gestionadas, que estar en todas y tenerlas semi-abandonadas. Tener constancia y publicar contenido de calidad van a ser tus mejores aliados.

Dicho esto, si has entendido la importancia de la presencia online y realmente quieres implicarte y beneficiarte de las redes sociales, ¿cómo elegir cuáles son las adecuadas?

En primer lugar, debes analizar qué tipo de negocio tienes: ¿ofreces servicios o vendes productos?, ¿se trata de un negocio que se dirige a otros negocios (B2B) o directamente a clientes (B2C) ?, ¿en qué categoría encaja este negocio?, etc.

Posteriormente, es importante analizar cuál es tu público objetivo y en qué redes sociales se encuentran. Hay que tener en cuenta que éstas variarán dependiendo de muchos factores como intereses, ubicación, etc. Cuanto más definido y segmentado sea tu público objetivo, más fácil será la tarea.

Además, debes tener claro qué tipo de contenido quieres publicar. Artículos, vídeos, consejos, tutoriales, fotografías, noticias… Algunos de estos formatos encajan o no con cada red social, por lo que es imprescindible que tengas esto claro. Para esto es muy importante aprender a ponerse en la piel del otro. Pregúntate: si tú fueses el consumidor, ¿qué contenido te gustaría ver y dónde?

Finalmente, analiza a tu competencia. ¿En qué redes sociales están presentes? ¿Tienen algún tipo de interacción en ellas o pasan desapercibidos? ¿Hay alguna técnica que les funcione? Observar los errores que cometen también resulta de gran utilidad para no tropezar con la misma piedra.

En qué redes sociales debe estar presente tu marca

Con la infinidad de redes sociales que existen, es crucial elegir bien en cuáles debe estar presente tu negocio.

Características de cada red social

A grandes rasgos, podríamos decir que hay dos tipos principales de redes sociales: las generalistas y las específicas. Las generalistas, u horizontales, tienen usuarios de todo tipo y ningún objetivo concreto. Sin embargo, y como bien su nombre indica, las específicas, o verticales, tratan una temática concreta.

Facebook encabeza la lista pues es la red social más utilizada en todo el planeta: tiene unos 2.449 millones de usuarios activos al mes* y este número no deja de incrementarse día a día.

Facebook suele ser siempre una buena opción, ya que, ¿quién no está en Facebook a día de hoy? Pese a ello, hay que tener en cuenta que es una red generalista y cuyo uso suele ser más bien personal. Sin embargo, resulta ideal para los negocios tipo B2C o tiendas online, ya que permite integrar y etiquetar productos desde la aplicación directamente.

Facebook te va a permitir poder conectar con una infinidad de usuarios que forman parte de tu público objetivo y cuenta con herramientas de segmentación súper completas. Además, mediante los grupos, puedes fomentar debates y crear comunidad con ellos.

Asimismo, en Facebook puedes publicar contenido en múltiples formatos, lo que resulta muy cómodo: imágenes, vídeo, texto, links y un largo etcétera.

Youtube ocupa la segunda posición, con unos 2.000 millones de usuarios activos al mes*, siendo el segundo motor de búsqueda más utilizado después de Google.

Esta red social es específica, ya que utiliza contenido únicamente audiovisual.

Este tipo de contenido resulta muy atractivo, y es ideal para aquellos que quieran divulgar contenido informativo o tutoriales sobre sus productos. Además, permite monetizarse, generando unos ingresos extra, dependiendo del número de visualizaciones y seguidores que tengas.

Hasta aquí todo suena maravilloso, pero la única pega es que requiere de una inversión mucho mayor que otras redes sociales. Para crear contenido audiovisual necesitarás conocimientos específicos o externalizar el trabajo con la parte económica que eso supone. Además, requiere de más tiempo, capacidad y recursos.

Instagram está el tercero en la lista de redes sociales más utilizadas, con unos 1.000 millones de usuarios activos al mes*.

Se trata de una red social en la que la estética del contenido es una pieza clave. Pese a que se puede publicar texto, éste siempre irá acompañando a una imagen, auténtica protagonista en esta plataforma. El contenido a publicar es más limitado, puesto que no se puede publicar un enlace, un artículo, etc.

Al igual que Facebook, Instagram tiene herramientas de segmentación muy interesantes y es ideal para negocios B2C, permitiendo también el etiquetado de productos directamente en los post.

También tiene el apartado de “stories”, que te permitirá humanizar tu marca y hacer retransmisiones en directo.

De todos modos, la funcionalidad que más nos gusta de esta red social es la de trabajar la reputación de marca.

Twitter cuenta con unos 340 millones de usuarios activos al mes*, y es la red social de las tendencias y la actualidad.

Twitter es ideal si quieres invertir menos recursos en redes sociales ya que, con un formato de contenido muy breve, tan solo 140 caracteres por publicación o “tweet”, resulta un medio perfecto para compartir noticias y debatir sobre las mismas de manera instantánea.

Esta red social es perfecta para utilizarla a modo de servicio post-venta o de atención al cliente. Además, te permitirá investigar lo que dicen de tu marca o empresa, a la vez que participar en debates actuales y estar al día de todo aquello relevante en tu sector.

Pinterest tiene unos 322 millones de usuarios activos al mes* y, al igual que Instagram, es una red social visual que se centra en las imágenes.

Lo cierto es que, a nivel competitivo, Instagram hace tiempo que ganó la batalla. No por ello debes menospreciar a esta red, ya que ofrece algunas ventajas respecto a su contrincante.

Siendo una plataforma tan visual, resulta un escaparate ideal para productos cuyo diseño o estética estén específicamente cuidados. Además, la longevidad de las publicaciones resalta en relación a la volatilidad de las publicaciones en Instagram.

Es por ello que Pinterest resulta muy atractiva para negocios tipo e-commerce.

Linkedin es la red social profesional por excelencia y cuenta con unos 260 millones de usuarios activos al mes*.

Pese a tener menos audiencia, es una red social muy específica, ideal para negocios B2B, hacer networking, encontrar oportunidades profesionales, colaboraciones, etc.

Estar presente en Linkedin te aportará reputación, seriedad, darte a conocer y consolidar tu empresa.

Google My Bussiness no es una red social como tal pero no podíamos dejar de hablar de ella en este artículo.

Hoy en día, la mayoría de nosotros, cuando buscamos información acerca de un negocio o queremos saber cómo llegar hasta el mismo, ¿dónde lo consultamos? En Google.

Google My Bussiness te permite geolocalizar tu negocio y mostrar tu información esencial como teléfono o e-mail, haciendo que todo el mundo pueda encontrarte.

Si tu negocio tiene un local físico, es necesario que éste aparezca en Google.

Además, permite a los usuarios puntuar tu negocio y dejar reseñas, por lo que juega un factor clave para tu posicionamiento.

Igual que Google My Bussiness, Tripadvisor no es una red social como tal, pero en el caso de que tu negocio sea del sector de la hostelería o restauración, es esencial tu presencia en esta plataforma.

Podrás ver las reseñas de tus clientes, sus puntuaciones y, lo mejor, comunicarte directamente con ellos.

Para acabar

Finalmente, sólo te queda analizar todo lo anterior y decidir qué redes sociales se ajustan más a tus necesidades.

Nosotros te hemos resumido las más relevantes, pero igual que Tripadvisor, existen infinidad de redes sociales muy específicas por lo que, si tu negocio tiene que ver con un sector muy concreto, te recomendamos que investigues. Puede ser que una red social tenga pocos usuarios, pero si todos ellos son tu público objetivo, te habrá tocado la lotería.

*Datos extraídos del estudio “Digital 2020: Global Digital Overview”, realizado por We are Social y Hootsuite.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email